Las bombas de agua permiten llevar el agua de un pozo o depósito de un lugar a otro e incluso evacuar aguas sucias. Sin embargo, en el mercado actual existe una gran oferta de bombas de agua que pueden convertir el elegir una en un gran desafío. Es por eso por lo que en Mandiola te brindamos esta guía para saber cómo elegir una bomba de agua.


1.- Debes saber qué tipo de agua vas a bombear. Existen dos tipos, las aguas limpias y las aguas sucias. Las limpias son aguas claras para el consumo doméstico, el agua de mar o las aguas tratadas con cloro u otros líquidos. Este tipo de aguas pueden bombearse con la mayoría de las bombas de agua. Las aguas sucias son aquellas procedentes de un sanitario o fosa séptica que tienen partículas en suspensión.


2.- El origen del agua a bombear. Debes elegir tu bomba de agua de acuerdo con el tipo de procedencia de tu líquido. Si vas a bombearla desde un pozo necesitarás una bomba sumergible, si es de un depósito y río debes elegir una bomba de agua de superficie.


3.- Por último, la potencia de tu bomba. Ya que tengas determinado el tipo de bomba que necesitas, debes tomar en cuenta cuál es la que te ofrece un mejor rendimiento de acuerdo con la cantidad de presión y agua que necesitas. Por tipo de vivienda podemos decir que una casa pequeña necesita de 20 a 30 litros por minuto y una mediana de 30 a 50. Un sanitario ocupa 9 litros por minuto, una regadera estándar entre 10 y 15 y una manguera de jardín necesita 20 litros por minuto.


Estas son cifras aproximadas, pero que te ayudarán a determinar el tipo de potencia que necesitas. Recuerda que también depende de cuántas personas habiten en tu hogar.


Si necesitas ayuda de un experto, acércate con nosotros. En Mandiola contamos con todo lo que necesitas para tus instalaciones y con la experiencia necesaria para recomendarte los mejores productos de acuerdo con tus necesidades.